lunes 27 de mayo de 2024 - Edición Nº2000

Rosca | 15 may 2023

Reclama 40 millones de pesos

Un camarista federal demandó al presidente por haberlo tratado de "juez ilegítimo"

Leopoldo Bruglia, integrante de la Cámara Federal porteña, presentó un reclamo contra Alberto Fernández por daños y perjuicios


El juez federal Leopoldo Bruglia, integrante de la Sala I de la Cámara Federal porteña, demandó al presidente Alberto Fernández por haberse referido a su perdona como un "juez ilegítimo". Luego de una fallida audiencia de mediación de carácter reservada a la que el Jefe de Estado no asistió, avanzó con el juicio por daños y perjuicios.

La demanda de Bruglia contra el presidente se efectuó bajo la premisa de que "los dichos del Presidente ocasionan un daño moral importante que afecta los derechos personales y es lo que da origen a la demanda y a la correspondiente indemnización". Asimismo, el juez reclama una indemnización de 40 millones de pesos.

En relación a las expresiones de Alberto Fernández, el juez sostuvo: "Habló de que soy ilegítimo, lo cual es mentira y genera un daño moral importante. No puede ser impune lo que dice. La vía judicial es el camino".

En la demanda, el juez afirmó que el mandatario "causo daño al honor, reputación y dignidad -con afectación moral– daño en la imagen pública, familiar, social e institucional exponencialmente propagados sin límite alguno, por la irrefrenable herramienta publica utilizada por el ofensor, que llegara a la comunidad toda e incluso transgrediera los límites nacionales, tanto frente a mis colegas, a las personas que se desempeñan en el poder judicial, como a terceros y al público en general".

En otro tramo, el camarista señaló que el daño refiere a "fuertes implicancias en el ejercicio de mi actividad de juez. Provocando además, daño a mi buen nombre y honor, con repercusiones sobre mi dignidad y afectación a la intimidad, dañando diversos aspectos de mi vida por la abrupta, sorpresiva, injustificada y falaz publicación efectuada por el accionado en la red social “Twitter”.

La demanda presentada por el juez federal reclama una indemnización, por los daños ocasionados, de 40 millones de pesos y una retractación pública por haberlo calificado como un juez que no fue elegido acorde a la Constitución.

Además, se solicitó ante la Justicia que se confirme si el Alberto Fernández, que dicta clases de Derecho en la Universidad de Buenos Aires, puede cumplir con ese rol formativo. Para tal fin Bruglia solicitó que se lleve de un peritaje que especifique lo “criterios de realidad” del jefe de Estado.

Con respecto a las expresiones del Presidente de la Nación, se indicó que las mismas incurrieron "en la transgresión a los principios de decoro y respeto a la buena fe, entre otros, los que deben primar en el trato entre las personas en general y en especial porque los hechos públicamente transmitidos son absoluta y totalmente mendaces, en tanto, no cuentan con asidero ni sustento real ni legal alguno".

Por otra parte, el camarista afirmó que, como abogado, Fernández "tiene plena conciencia de lo que dice y de su alcance y de la afectación que provoca que es calificada justamente por venir de alguien que ocupa la máxima investidura de la Nación".

Las críticas públicas del jefe de Estado hacia el camarista tuvieron otro análisis: "Estos dichos son de una gravedad institucional por tratar de de los dichos del Presidente de la Nación", en referencia a la representación de otro poder del Estado como es el Ejecutivo.

Las expresiones públicas del presidente rechazando la decisión de la Cámara Federal porteña fueron consideradas por el juez Bruglia como "claramente ofensivas hacia mi investidura y sobre todo falaces; terminan generando una deslegitimación en mis funciones que resulta inaceptable". 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias