jueves 13 de junio de 2024 - Edición Nº2017

Rosca | 11 may 2023

Eran kirchneristas

Padre e hija pelean por un municipio: ella lo denunció y ahora es candidata a dos cargos

La actual intendenta denunció a su progenitor por corrupción, va por una concejalía y en la lista de legisladores provinciales


Las listas presentadas para las elecciones en Córdoba continúan generando polémica. Además del sorteo con una moneda del candidato a intendente de Malagueño de Juntos por el Cambio (JxC) y de los casos de nepotismo en Hacemos Unidos por Córdoba (HUC), se produjo una batalla insólita en Villa Dolores, la principal ciudad del oeste cordobés: Gloria Pereyra, actual intendenta, busca su reelección, además de estar en la lista como primera concejal y sexta en la boleta de legisladores provinciales de Luis Juez. Se enfrentará a su padre, exintendente y exdiputado nacional del kirchnerismo.

Frente a la imposibilidad de ser reelecta, Gloria Pereyra rechazó su candidatura a intendenta y designó como postulante a Maxi Rivarola, director de Deportes de la Municipalidad desde hace 13 años, y se presentan con la lista del Movimiento Ciudadano. En Villa Dolores se vota para la Intendencia el 11 de junio y Pereyra sería electa concejal si Rivarola gana y, dos semanas después, podría lograr su ingreso a la Legislatura Unicameral como diputada provincial.

La candidata proviene del radicalismo, fue electa por primera vez intendenta en 2015 por el kirchnerismo y reelecta en 2019 con el sello del movimiento vecinalista. En agosto de 2017, tras alejarse del kirchnerismo y acercarse a Juntos por el Cambio, detalló: “Estoy haciendo lo mismo que hizo el exintendente [su padre] en una primera etapa; en su momento nos fuimos todos con Cristina porque nos convenía y porque no había esperanza de que en Córdoba nos podían ayudar".

Gloria es hija de Juan Pereyra, exintendente de Villa Dolores y exdiputado nacional, a quien denunció penalmente en el 2021 por supuestas irregularidades en la obra pública: En el período que abarca la denuncia, ella era jefa de Gabinete de su padre. Juan Pereyra llegó al Congreso nacional en el 2015 por el kirchnerismo, pero luego formó su bloque personal, Concertación Forja. En febrero de 2019 el juez federal Claudio Bonadio lo procesó junto a otros 91 intendentes de 11 provincias por presunta malversación de fondos públicos que aparentemente estaban destinados al programa Residuos Sólidos Urbanos, entre 2013 y 2015.

Juan Pereyra también competirá por el gobierno de la ciudad el 11 de junio con el sello “Primero Villa Dolores”. En sus presentaciones sostiene que hay que “dejar atrás el odio y la mezquindad y seguir adelante con lo que es correcto, convirtiéndolo en política de Estado”.  

En la Villa Dolores, la ciudad más importante del oeste cordobés con unos 30.000 habitantes, es candidata a intendenta Cristina Vidal, pareja del legislador oficialista Oscar González, apartado de la presidencia de la Legislatura tras protagonizar un choque fatal en las Altas Cumbres manejando un auto judicializado.

Vidal, quien se postula por el peronismo cordobés que dirige el gobernador Juan Schiaretti, es directora del Programa del Noroeste y coordinadora del Centro Cívico del Oeste. En medio de una polémica en octubre pasado cuando se viralizó un audio, en alusión a su marido y en poder de la Legislatura: “Se venía en otro vehículo. Se le pinchó la goma y por eso se vino en la BMW que yo en algún momento me la quería dejar”.

Gloria Pereyra tiene una rivalidad con Oscar González, oriundo de Villa Dolores, a punto tal que en 2017 no quiso reunirse con él a solas para hablar de obras para el municipio.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias