miércoles 30 de noviembre de 2022 - Edición Nº1456

El País | 23 nov 2022

Proyecto económico

Funcionarios solicitan la aprobación de las reformas a la ley de lavado de dinero

El proyecto busca otorgar mayor autonomía y autarquía funcional, administrativa, económica y financiera a la UIF, y entre otras cuestiones, además establece que se deberá informar al organismo las operaciones de activos virtuales, lo que incluye a las criptomonedas


Autoridades de la Unidad de Información Financiera (UIF), de la AFIP, del Ministerio de Economía y del Banco Central pidieron al Congreso que se avance con el proyecto de reforma de la ley de prevención y persecución contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo.

En relación a ello, los funcionarios expresaron su solicitud en un plenario informativo de las comisiones de Legislación General y Finanzas, que presiden los oficialistas Lucas Godoy y Alicia Aparicio.

El proyecto busca otorgar mayor autonomía y autarquía funcional, administrativa, económica y financiera a la UIF, y entre otras cuestiones, además establece que se deberá informar al organismo las operaciones de activos virtuales, lo que incluye a las criptomonedas.

La sanción de esa iniciativa es clave para el Gobierno Nacional teniendo en cuenta que el próximo año hay una nueva revisión técnica del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y la Argentina debe actualizar su legislación a las nuevas normas de la entidad.

Los aspectos de la reforma es resultado de mesas de trabajo en la que participaron la AFIP; el Banco Central, la Comisión Nacional de Valores, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social; los ministerio de Economía; Justicia y Derechos Humanos, Relaciones Exteriores; la Coordinación Nacional para el Combate del Lavado de Activos y la Financiación del Terrorismo, el Ministerio Público Fiscal y el Poder Judicial.

En relación a ello, el titular de la UIF, Juan Carlos Otero, afirmó que “este proyecto tuvo un buen proceso, el cual fue participativo, donde se destacan tres ejes centrales: las modificaciones al Código Penal, la reforma de la Ley 25.246 y la creación de un registro centralizado de Beneficiarios Finales”.

El funcionario señaló que "es una reforma sustancial después de once años" y sostuvo que "es muy importante porque va a permitir mejorar la lucha contra el lavado de activos y la lucha contra el terrorismo".

Asimismo, Otero indicó que "en septiembre de 2023 el país va a ser evaluado por el Grupo de Acción Financiera" y se analizará tanto al sector "público en los tres poderes como al sector privado", y recordó que en 2012 sumó nuevas recomendaciones e incorporó "la efectividad".

El funcionario también aseguró que "es importante aprobar este proyecto de ley para tener efectividad de cara a la evaluación" y comentó que "evalúan a un país y no un Gobierno".

En ese sentido, explicó que el proyecto de ley tiene tres ejes centrales: Modificaciones al Código Penal, la Reforma de la Ley 25.246 y la Creación de un registro centralizado de Beneficiarios Finales

Con respecto al Código Penal se incorporan dos verbos, poseer y adquirir, en base a la Recomendación 3 del GAFI, y con respecto al monto se discutió en las mesas de trabajo y se decidió no modificarlo debido a las “consecuencias que puede tener en las causas que están en trámite".

En relación a la modificatoria de la ley se incorporan definiciones relevantes como: "Activos virtuales, proveedores de activos virtuales, y clientes, beneficiarios finales" y sobre la UIF "se profundiza la autarquía funcional, administrativa, económica ya que la financiera ya existía".

Por su lado, el director del Banco Central, Zenón Biagosch, comentó que "después de la pandemia, los mecanismos de ofertas del servicio financiero han mutado y son distintos; por ende, los controles que se deben aplicar en ese sentido de alguna manera tienen que aggiornarse a esta nueva realidad”.

Verónica Grondona, Directora de Fiscalidad Internacional de la AFIP, indicó que "la identificación de los beneficiarios finales, tanto a partir de la titularidad como de otras vías de control, permite tener una visión sinérgica y única del problema para todos los organismos. El registro es necesario”.

Por otro lado, el presidente de la comisión de Valores, Sebastián Negri señaló que "el modelo contempla la preocupación vinculada con el lavado de dinero, y esto incluye cuestiones relacionadas con la trazabilidad de las operaciones y la regulación de los umbrales. También debe trabajarse sobre la crisis de confianza".

Por su parte, el titular de la Federación Argentina de Colegios de Abogados, Fernando Díaz Cantón, aseguró que con "este proyecto se pretende incluir a los abogados como sujetos obligados a reportar operaciones sospechosas, minando de este modo la relación de confianza que debe existir con el cliente”.

Además, rechazó la inclusión como sujetos obligados a informar a los abogados el presidente del colegio de abogados porteño y ex ministro Ricardo Gil Lavedra, quien indicó que "es muy importante que los órganos de prevención y persecución penal puedan ejercer eficazmente su tarea; en este caso, la UIF".

La exvicepresidenta de la UIF, María Eugenia Talerico, planteó que "se perdería la oportunidad si no se eleva el umbral de punibilidad de los 300 mil pesos. Hoy las maniobras de lavado de activos del crimen organizado afectan el orden económico y financiero. El aumento permitirá depurar los casos penales".

El abogado Gustavo Juana sostuvo que "el GAFI publicó, en el 2021, un documento recomendando la regulación de todas las actividades vinculadas con activos virtuales; se estima que en Argentina hay 2,4 millones de personas que tienen criptoactivos”.

El proyecto contempla diversas reformas, pero una de las más importantes es que convierte a la UIF en un organismo descentralizado de la Administración Pública Nacional, en jurisdicción del Ministerio de Economía, con personería jurídica propia, que funcionará con autonomía y autarquía funcional, administrativa, económica y financiera.

Otro punto importante es que se incrementa la cantidad de operaciones que se deben informar a la UIF y, en ese sentido, se dispone la incorporación de los proveedores de servicios de activos virtuales, a las personas humanas o jurídicas que efectúan en nombre de un tercero, custodia y administración de efectivo o valores líquidos, abogados y proveedores de servicios societarios y fiduciarios.

En los fundamentos se asevera que "se agregan al plexo de sujetos los proveedores de servicios virtuales en línea con los riesgos que representa la utilización de los activos virtuales, conforme estándar internacional vigente y glosario general del GAFI"

"En efecto, los activos virtuales representan un negocio en expansión en todo el mundo y han cobrado enorme relevancia económica en los últimos tiempos, conllevando riesgos para el sistema de prevención y lucha contra el lavado de activos, el financiamiento del terrorismo y de la proliferación de armas", finalizó el Ejecutivo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias