martes 27 de septiembre de 2022 - Edición Nº1392

El País | 22 sep 2022

Educación

Docentes porteños pararon en rechazo a las jornadas de capacitación de los sábados

Angélica Graciano y Paula Galigniana, secretarías general y de Comunicación, Prensa y Difusión de la UTE, aseguraron que la huelga fue aprobada por un plenario de delegados de todas las áreas, niveles y modalidades


Los docentes porteños agrupados en la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), la Asociación de Docentes de Enseñanza Media y Superior (Ademys) y el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) paralizaron las tareas en el distrito en rechazo de la decisión del Gobierno local de efectuar los sábado las jornadas de capacitación EMI.

Angélica Graciano y Paula Galigniana, secretarías general y de Comunicación, Prensa y Difusión de la UTE, aseguraron que la huelga fue aprobada por un plenario de delegados de todas las áreas, niveles y modalidades.

"La docencia ofreció hoy una nueva clase magistral en defensa de los derechos laborales frente al atropello del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y su ministra de Educación, Soledad Acuña. El Ejecutivo pretende instalar los espacios de capacitación, debate y concursos de ascenso los sábados, fuera de la jornada laboral docente que, desde 1952, es de lunes a viernes. Están en juego los derechos conquistados", señaló el sindicato.

Asimismo, las dirigentes añadieron que esos derechos fueron conquistados históricamente y, actualmente, "están en juego", como "el sentido pedagógico y la construcción colectiva de las escuelas". "La jornada laboral docente es de lunes a viernes. Hoy se paró para reclamarle al Gobierno porteño el respeto de los derechos laborales de los trabajadores", agregó.

Además, el sindicato informó que tras la medida de fuerza, el sindicato también llevó a cabo abrazos a los establecimientos escolares, asambleas y variadas clases públicas.

Por otro lado, de acuerdo a un documento de la organización, la filial porteña del Sadop, que lidera Alejandra López, sostuvo que el paro fue contundente en la ciudad contra "el avasallamiento a la docencia", y condenó "las decisiones unilaterales y autoritarias, la vulneración de derechos y el menoscabo de las licencias y la realidad de salarios de pobreza".

El Sadop y otros gremios porteños formaron parte de un acto en el Parque Rivadavia con clases públicas, radio abierta y semaforazos, ocasión en la cual López sostuvo que "la tragedia educativa la ejecuta desde hace varios años el Ejecutivo metropolitano, porque desde la pandemia avanza contra los derechos del personal".

"No puede haber calidad educativa con salarios de pobreza, sin diálogo y con un Gobierno autoritario que eligió a la docencia como campo de batalla para posicionarse", aseguró López.

Por último, la Ademys también rechazó la decisión oficial, la suspensión de la jornada EMI el 31 de octubre, la convocatoria al trabajo un sábado y el pago por asistencia ese día, y solicitó "capacitaciones en servicio y espacios de intercambio en el contexto de la jornada laboral".

"El Gobierno avanza sobre el derecho a la capacitación en servicio y a tener espacios de intercambio al interior de cada institución en la jornada de trabajo", sostuvo el sindicato.

La titular de la Ademys, Mariana Scayola, consideró que el paro fue una respuesta a la decisión de "eliminar la posibilidad de formación en el horario de trabajo", y resaltó que Acuña "sobrecarga a los trabajadores y recarga a la docencia con la responsabilidad del Gobierno de garantizar las condiciones para superar la crisis educativa" existente.

"Acuña llama vagos a los docentes, que tienen jornadas laborales todo el día y ponen el cuerpo a la realidad en las escuelas y sin recursos oficiales. Los sindicatos siempre señalan lo que falta y exigen condiciones y eso, es lo que a ella le molesta. Además de trabajar 2 y 3 jornadas, ahora pretenden que se capaciten los sábados", señaló.

Previamente, Rodríguez Larreta anunció que las escuelas de la ciudad de Buenos Aires "recuperarán" el lunes 31 de octubre las clases no dictadas por el feriado nacional dispuesto luego del intento de magnicidio a la vicepresidenta Cristina Fernández.

Ese día iba a efectuarse una jornada de capacitación, por lo que no habría clases y se trasladó al sábado el llamado Espacio para la Mejora Institucional (EMI). En tanto, Ademys convocó a una nueva asamblea para el jueves 29 de septiembre y hasta entonces llamó a "organizar asambleas y acciones distritales durante la semana".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias