martes 27 de septiembre de 2022 - Edición Nº1392

El País | 19 sep 2022

Informe

¿Cómo vieron los argentinos el ataque a la vicepresidenta?

El Poder Judicial tiene un “desafío” que, probablemente, afecte su credibilidad durante los próximos años o incluso décadas. En ese sentido, el formateo del celular del atacante contribuyó y acrecentó la desconfianza


Tras el atentado contra la vivcepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner el primero de septiembre, un 93% de los argentinos afirma estar informado sobre lo sucedido ya que “el país entero no habla de otra cosa”. El 55% cree que el atacante fue parte de una organización o conspiración y sólo un 15% adhiere a la teoría del “loco suelto”. Un 17% “no tiene confianza en que la justicia vaya a esclarecer lo sucedido”.

El Poder Judicial tiene un “desafío” que, probablemente, afecte su credibilidad durante los próximos años o incluso décadas. En ese sentido, el formateo del celular del atacante contribuyó y acrecentó la desconfianza. 

Por lo tanto, lo que parecía una oportunidad de unir a la clase política y producen nuevos acuerdos democráticos se transformó “en otro hecho diluido por la polarización”. Esto se vió reflejado también en la opinión pública.

Con respecto a la responsabilidad de los sectores políticos frente al atentado, gran parte de los encuestados responde según sus sesgos e identificaciones partidarias. Quienes votaron por el Frente de Todos ven en el oficialismo “más madurez” y quienes votaron por Juntos por el Cambio “tienen el mismo sesgo hacia sus representantes”.

En el caso de que sector influye positivamente para neutralizar y disminuir los discursos de odio señalan que ninguna en un 32%. En ese sentido, desde la consultora consideran que sus sesgos ideológicos no evitan que también “demanden pacificación y acuerdos democráticos”. “La Argentina sigue esperando que sus políticos sean capaces de normalizar el debate público”, añaden.

Asimismo, un 71% afirma que tanto el oficialismo como la oposición “deberían moderarse luego del atentado”. Además, un porcentaje casi idéntico sostiene que se debería firmar un acuerdo de convivencia democrática. “La polarización, aunque exacerbada y agresiva, no elimina el caracter democrático de la sociedad Argentina”, comentan al respecto.

“No debemos dejar de alertar que el debilitamiento del debate político y el debilitamiento de la conversación pública” pone en peligro “la democracia que tanto dolor y esfuerzo cívico” tomó a los argentinos.

Por otra parte, luego del crecimiento de la imagen negativa de Javier Milei, actualmente se ve recuperación. A pesar de ello, la intención de voto hacia su espacio “mantiene los tercios imperfectos” desde hace meses.

“El hecho de no aventurarse más allá de los temas económicos, y el rechazo y malestar generalizado, parece actuar como un revitalizador electoral del libertario”, señalan. Además, consideran que “cuando los extremos de la grieta profundizan en sus avatares Milei recupera terreno”.

Por último, en relación al atentado contra Cristina Kirchner, el 46,0% presentó sensación de preocupación y el 16,3% bronca. En lo que respecta al autor del atentado el 55,4% considera que fue producto de una organización o conspiración. El 15% que fue una persona suelta con desequilibrios mentales y, por otro lado, un 11,4% piensa que fue algo improvisado.

En ese sentido, al ser consultados sobre el nivel de confianza en que la justicia esclarezca lo sucedido, sólo un 8,3% tiene mucha confianza. En cambio, un 39% tiene “total confianza”. Con respecto a la idea de que el oficialismo y la oposición deberían firmar un acuerdo de convivencia democrática el 42% está “muy de acuerdo”.

Además, un 36,6% considera que el Gobierno nacional tiene “más responsabilidad en sembrar y difundir discursos de odio en Argentina”. En cambio un 24,2% cree que se debe a los medios de comunicación y periodistas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias