jueves 11 de agosto de 2022 - Edición Nº1345

Economía | 26 jul 2022

Tras la salida de Martín Guzmán

¿A que se enfrenta Silvina Batakis?

Según el informe de la consultora económica Analytica, las primeras señales de Silvina Batakis no fueron suficientes para convencer a las decisiones económicas


Luego de la repentina salida de Martín Guzmán se profundizó la crisis financiera que inició a principios de junio, situación que ubicó en nuevos niveles a los dólares financieros y al riesgo país. Además, las primeras señales de Silvina Batakis no fueron suficientes para convencer a las decisiones económicas. Particularmente, tras la venta de dólares por parte del Banco Central en un semestre que resultó estructuralmente deficitario de divisas.

En ese sentido, la ministra señaló “la necesidad de priorizar las importaciones destinadas a la producción de bienes exportables”. Además, se comprometió a sostener el acuerdo con el FMI. Sin embargo, en el informe, afirmaron que Batakis fue ambigua con respecto a las metas de dicho acuerdo. A pesar de ello, sí dejó claro que los objetivos anuales se cumplirán pero consideran que “el impacto de la guerra es un condicionante que el propio FMI considera”. 

Asimismo, sostienen que “sin un fuerte giro de timón en la política económica difícilmente se alcancen los objetivos de diciembre”. También, creen que se requieren medidas para corregir los desequilibrios acumulados en la primera mitad del año y que, además, se debe detallar los mecanismos para sostener al máximo la posible actividad, principalmente al consumo. 

En ese sentido, con respecto a la herencia sobre la economía real, en promedio la actividad está sólo 2,7% por debajo del máximo desde 2016. En el consumo, la diferencia llega al 8,9%. Por otro lado, la industria se ubica 2,8% por debajo de su máximo, en línea con el PIB. En ese sentido, los sectores más favorecidos son aquellos que no demandan energía en exceso ni insumos importados, como la construcción. 

En cuanto al crecimiento de las actividades manufactureras durante el primer trimestre (+3,1% interanual) se tradujo en una importante acumulación de inventarios. Por lo tanto, los desequilibrios continúan impulsando la oferta agregada por encima de niveles ajustados al flujo actual de dólares. 

Por último, la tasa de empleo y la utilización de la capacidad instalada también se acercaron a máximos. A pesar de ello, el aumento en los puestos de trabajo es, en gran parte, no registrado y en cuentapropistas de las categorías más bajas. 

En conclusión, según el informe, Batakis “enfrenta la difícil tarea de reorientar el crecimiento”, por lo que deberá impulsar el consumo, una demanda que aumentará a 

medida que se acerquen las elecciones. En relación a ello observan que, sin un descenso de la inflación, el salario real “no tendrá fuerza para sostener el consumo”. “Al mismo tiempo, la necesidad de incrementar las reservas internacionales en la segunda mitad del año le pone un techo al impulso de la demanda”, añaden  “Por lo tanto, si el cambio de ministro no se acompaña de una nueva comprensión política del cristinismo acerca de los límites materiales, más temprano que tarde Batakis se convertirá en el nuevo blanco de sus críticas”, finaliza el análisis. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias