lunes 27 de junio de 2022 - Edición Nº1300

El País | 14 jun 2022

Está bajo secreto de sumario

La Fiscalía abrió una causa penal por el avión venezolano-iraní retenido en Ezeiza

Cecilia Incardona impulsó una investigación y el juez Villena puso el expediente bajo resguardo. El magistrado ordenó retener los pasaportes de los iraníes durante otras 72 horas


Luego de la denuncia que realizaron los diputados López Murphy y Gerardo Milman, en conjunto con el dirigente de Republicanos Unidos y consultor aerocomercial Franco Rinaldi, la fiscal federal de Lomas de Zamora, Cecilia Incardona, impulsó la investigación por la presunta comisión de delitos aún no establecidos en torno al avión venezolano varado en el Aeropuerto de Ezeiza. La denuncia mencionada fue patrocinada por los abogados María Eugenia Talerico y Yamil Santoro. 

Anteriormente ya habían denunciado a los funcionarios José Glinski, María Florencia Carignano, Gabriela Logatto, Paola Tamburelli y Silvia Brunilda Traverso, por la presencia irregular de la aeronave que forma parte de la empresa Emtrasur. Y se destacó la importancia de que se investigue si los tripulantes tienen vínculos con el terrorismo.

Santoro “celebró” la intervención de la Justicia “en este nuevo escándalo que ocurre en nuestro país. Con los antecedentes que tiene la Argentina, con dos atentados, el Memorándum con Irán o la muerte del fiscal Nisman, es vergonzoso que este avión haya podido desplazarse por nuestro espacio aéreo sin ningún tipo de control con los elementos de rastreo apagados. Esta situación cobró relevancia solamente cuando le fue negado el acceso al suelo uruguayo, es evidente que la libertad que tuvo no pudo ser posible sin la connivencia del gobierno argentino”.

Por su parte, Rinaldi reclamó que la “Justicia llame a declarar al número 2 de la ANAC, la Directora Nacional de Transporte Aéreo Florencia Dovichi y la Presidenta de la EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea) Gabriela Logatto. Hay que revisar también los libros de Ezeiza para verificar veces vino desde 2020 el Jumbo Venezolano a la Argentina”.

Además, la fiscal le solicitó al juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, que disponga el secreto de sumario. Villena, por lo pronto, ordenó que se retengan los pasaportes de cinco ciudadanos iraníes, no así los de los 12 venezolanos que arribaron en el mismo avión.

La causa, en la que la DAIA se presentó como querellante, está caratulada de momento como "NN s/averiguación de delito", una enunciación amplia que permite llevar a cabo un amplio abanico de hipótesis.

Villena ordenó retener los pasaportes de los ciudadanos iraníes Mohammad Khosraviarach, Gholamreza Ghasemi, Mahdi Mouseli, Sadei Vali Zadeh y Abdolbaset Mohammadi por 72 horas, plazo que se fijó el juez para determinar qué delitos podrían eventualmente imputárseles a los iraníes, quienes no están detenidos aunque, sino que están impedidos de salir del país. La retención de los pasaportes fue ordenada a la Dirección Nacional de Migraciones.

Una de las primeras teorías sobre la que busca avanzar indica que uno de los tripulantes es miembro de la Guardia Revolucionaria de Irán. Sin embargo, información cercana al juzgado indica que podría tratarse de un homónimo.

Si bien el avión tampoco está retenido, no puede volar porque ninguna empresa accedió a proveerle combustible. Asimismo, el juez pidió a la Policía de Seguridad Aeroportuaria reporte "cualquier movimiento que se produzca sobre la aeronave matrícula venezolana YV3531 ­Boeing 747 Dreamliner de la empresa Emtrasur­, la cual se encontraría en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza Ministro Pistarini".

Por ahora, la sospecha es que parte de la tripulación o la empresa que fue la anterior dueña del avión podría estar vinculada a un grupo terrorista.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias