lunes 27 de junio de 2022 - Edición Nº1300

El País | 8 jun 2022

Gasoducto Néstor Kirchner

Techint: la empresa detrás del despido de Martín Kulfas

El oficialismo reconoció que aparentemente, podría ser en julio o agosto de ese año podría concluirse el gasoducto Néstor Kirchner


Frente a las demoras en el gasoducto Néstor Kirchner para ampliar la capacidad productiva de Vaca Muerta, el juez federal Daniel Rafecas secuestró la documentación vinculada a la licitación, que el ex ministro Matías Kulfas puso bajo sospecha, y por el que fue llamado a declarar.

En mayo debía publicarse la licitación para definir la constructora. Debido a ello, el responsable de la unidad ejecutora en la empresa estatal Enarsa, Antonio Pronsato, renunció el pasado lunes. La obra debería haber comenzado en agosto próximo para que se finalizara antes de que comience el invierno de 2023. A pesar de ello, el oficialismo reconoció que aparentemente, podría ser en julio o agosto de ese año. 

Asimismo, Rafecas ordenó que la Unidad Delitos Económicos de Prefectura que analice la adjudicación para "determinar si existió o no algún tipo de direccionamiento" en la adjudicación de la compra de caños. No se descarta que este proceso interfiera en los plazos previstos para la obra anunciada por el Gobierno.

En ese sentido, el empresario Paolo Rocca quién prevé que la judicialización del tema termine demorando el proceso de adjudicación, por lo que podría llegar a tiempo para el 2023, se refirió a la construcción del gasoducto Néstor Kirchner y afirmó que "acá no hubo ni direccionamiento, ni actos de corrupción ni nada". El CEO del Grupo Techint explicó su visión sobre el tema que produjo dudas sobre la adjudicación la licitación que derivó en el mensaje en off y la renuncia de Matías Kulfas

“Es una de las obras fundamentales para desarrollar los recursos de Vaca Muerta. El Gobierno llegó un poco tarde por el tema de financiación, elaboró un pliego para la compra de los tubos y otros para la construcción. El pliego para la compra de tubos es técnicamente indiscutible. Es correcto la presión y el espesor. Hizo lo que tenía que hacer”, señaló.

"No hubo ni actos de corrupción, ni direccionamiento del pliego ni nada por el estilo, hubo sentido común para tener todo en orden y llegar así al invierno de 2023", sostuvo Rocca, quien aclaró que "salieron a buscar a todos los que podía ofertar los tubos y ni los chinos ni nadie pudieron presentar una oferta consistente y en los tiempos previstos". Por su parte, Tenaris, líder mundial en el rubro, aclaró que "llegó forzando toda nuestra cadena de abastecimiento de Brasil y hasta argentina".

En ese sentido comentó que "se anticiparon decisiones, se tomó a personal clave para poder presentar la oferta que cumplió". “La dirección de Ieasa (actual Enarsa) se encontró con un solo oferente, líder mundial en esto, podría haber decidido cancelar la licitación, olvidarse del gasoducto para el 2023 y hacer otra licitación más adelante, o asignarnos a nosotros el trabajo. Nos lo asignó a nosotros", añadió.

"Puede que yo no simpatice con una parte de la ideología, pero respeto un enfoque técnico cuando lo reconozco como tal y esto es lo que se ha hecho", admitió el empresario metalúrgico. En esa misma línea, Rocca aseguró: "Después el sentido común del gasoducto se fue perdiendo con las múltiples grietas que tenemos por todos lados".  

"Tenaris fue el más eficiente, pudo llegar a presentar una oferta y en lugar de frenar la licitación nos lo entregaron a nosotros", afirmó. “Hoy está interviniendo la Justicia y es muy probable que terminaremos pagando en el invierno de 2023 el gas a US$ 28, en lugar de a US$ 4, que es lo que estamos pagando ahora", agregó.

Para Paolo Rocca es fundamental empezar a considerar el tema energético como política de Estado. “No se puede poner grietas con gente de un lado y del otro que confunde espesor con diámetro, milímetro con pulgada”, concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias