jueves 20 de enero de 2022 - Edición Nº1142

Economía | 7 ene 2022

Del 38% pasó al 40%

El Banco Central subió la tasa de interés

La autoridad monetaria incrementó dos puntos, pasó del 38% al 40% y busca “propender hacia retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local, y de preservar la estabilidad monetaria y cambiaria”


El Banco Central aumentó en dos puntos la tasa de interés, del 38% pasó al 40%. De esta manera, la autoridad monetaria busca acercar los costos de los préstamos a la inflación en medio del diálogo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre un nuevo programa financiero.

De acuerdo a un comunicado de la entidad que conduce Miguel Pesce, se tomaron “un conjunto de decisiones que reconfiguran los instrumentos de la política monetaria con el objetivo de continuar acompañando el sendero de recuperación y reforzar las condiciones de estabilidad monetaria, cambiaria y financiera. Estas decisiones procuran un reordenamiento del esquema de tasas de interés y una simplificación de la organización de la liquidez sistémica”.

Además, se subió la posición de plazo fijo para los ahorristas: “para personas humanas, el nuevo piso se fija en 39% anual para las imposiciones a 30 días, mientras que para el resto de los depositantes del sistema financiero la tasa mínima garantizada se establece en 37% anual”.

Asimismi, el BCRA determinó aumentar el límite máximo de tenencia de Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días de plazo por un monto proporcional al stock de depósitos a plazo del sector privado de cada entidad financiera.

En ese sentido, se avanzó en la creación de una nueva Leliq a 180 días de plazo, cuya tasa se fijó en 44% anual. Las subastas se llevará a cabo dos veces a la semana en el caso de la Leliq a 28 días, y una vez al mes para las de 180 días de plazo.

Con respecto a los instrumentos de menor plazo, se eliminan progresivamente los pases pasivos a 7 días continuando en vigencia los concertados a 1 día.

“El nuevo nivel de la tasa de interés de política monetaria se adecua con los Objetivos y Planes del BCRA para el año 2022, en los que las autoridades establecieron como meta fijar el sendero de la tasa de interés de política de manera de propender hacia retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local, y de preservar la estabilidad monetaria y cambiaria. A lo largo del 2022, se espera que cedan los factores que presionaron sobre el nivel general de precios. La política cambiaria y de tasas de interés, junto con una administración prudente de la liquidez, contribuirán a mejorar las expectativas cambiarias”, aseguró el Banco Central.

Con el alza de la tasa de interés La entidad económica, busca ajustar la brecha en las tasas de interés reales determinada por la inflación. La tasa de referencia de Argentina se encontraba en 38%, por debajo de la inflación anual del país del 51%, lo que dejó al país con una tasa real negativa de alrededor de 13 puntos porcentuales.

“La tasa de la Leliq a 28 días continuará siendo el indicador de referencia respecto a la orientación de la política monetaria, lo que será complementado con la participación del BCRA en el mercado secundario de títulos públicos a efectos de alinear la estructura temporal de tasas y garantizar la liquidez de estos instrumentos”, resaltó el Central en un comunicado.

“En línea con la suba de la tasa de interés de política monetaria, a los efectos de propiciar su transmisión plena al retorno de las colocaciones a plazo en pesos, el Directorio del BCRA elevó los límites mínimos de las tasas de interés sobre los plazos fijos”, añadió.

En ese sentido, el nuevo piso se fijó en 39% anual para las imposiciones a 30 días, mientras que para el resto de los depositantes del sistema financiero la tasa mínima garantizada se establece en 37% anual.

Asimismo, la entidad monetaria señaló que el nuevo nivel de la tasa de interés de política monetaria se adecua con los objetivos y planes del BCRA para el año 2022, “en los que las autoridades establecieron como meta fijar el sendero de la tasa de interés de política de manera de propender hacia retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local, y de preservar la estabilidad monetaria y cambiaria”.

El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, confirmó que, de acuerdo a la evolución de la inflación en Argentina lo permita, se va a acelerar la devaluación. Y en ese sentido que se aumenta también la tasa de interés, para que la misma no continúe en negativa respecto a la inflación.

"En la medida que el proceso inflacionario lo permita, vamos a cambiar el paso devaluatorio que hemos tenido hasta ahora”, comentó el funcionario al cierre de la 27° Conferencia Industrial de la Unión Industrial Argentina (UIA).

En ese sentido, la tasa de política monetaria de 38% dejaba al país con una tasa real negativa de alrededor de 13 puntos porcentuales. 

Asimismo, el FMI le solicitó al país, en un comunicado emitido en diciembre que el Argentina adopte una “política monetaria adecuada”, incluidas tasas de interés que excedan la inflación.

“Abordar la persistente y alta inflación requiere un enfoque múltiple que implique una reducción del financiamiento monetario del déficit fiscal, una política monetaria adecuada con tasas de interés reales positivas y una coordinación de precios y salarios”, aseguró el Fondo.

En medio de la negociación para restructurar el crédito stand by por USD 44 mil millones por uno de facilidades extendidas a 10 años de plazo, el Gobierno sigue avanzando con parte de los requerimientos del organismo de crédito internacional aunque el ministro de Economía Martín Guzmán reconoció que la diferencia central con el FMI pasa por el sendero fiscal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias