viernes 22 de octubre de 2021 - Edición Nº1052

Sociedad | 30 sep 2021

Caso Magalí Morales

Celeste Morales: “Las circunstancias y las pruebas afirman que a mi hermana la mataron como siempre lo dijimos”

Lo afirmó esta mañana en una entrevista luego de que se conocieran los resultados de la autopsia que esclarecían que Magalí fue asesinada


 

 

Luego de que se conocieran los resultados de la autopsia, en los que se esclareció que Magalí Morales fue asesinada por estrangulamiento, en el programa radial “Aire Bonaerense” dialogaron con Celeste Morales, su hermana. En este marco, Celeste aseguró que “las circunstancias y las pruebas afirman que a mi hermana la mataron como siempre lo dijimos”.

“Se confirmó algo que la familia, nosotros, dijimos desde el primer momento. Ahora el cambio de carátula sería un paso muy importante. El tema de nuestros abogados es que están pidiendo lo que nosotros pedimos: Justicia. Llegar a la verdad. No solamente para nosotros, sino para la sociedad y para todas las personas que conocen el caso y quieren justicia”, afirmó Morales.

“Fuera de eso, la misma secretaría de los Derechos Humanos pidió lo mismo y con fundamentos. No lo sacaron de la galera. Las circunstancias y las pruebas afirman que a mi hermana la mataron como siempre lo dijimos”, añadió.

Para poner en contexto, Morales explicó: “Primero y principal a nosotros no nos avisó la policía de la muerte de mi hermana. Hay dos menciones. La primera mención que es la que le convenía a los policías fue que, a mi hermana la detienen por andar en contramano en un pueblo en bicicleta. Por violar el artículo 105”.

“Lo que en Mendoza el aislamiento era que sí, había que aislarse pero no había que estar encerrado. Por lo menos acá en Mendoza te daban la posibilidad de andar cinco cuadras a la redonda. La comisaría está a dos cuadras. Mi hermana con el tiempo, fue a través de las cámaras se puede ver que mi hermana va de manera voluntaria a la comisaría. Deja la bicicleta en la vereda y entra a la comisaría. Fue a buscar a un amigo que se llama Javier Sosa, que es policía y tenía su tarjeta de débito. Cuando entró la comisaría pasó todo lo que pasó”, agregó.

Por otro lado, se refirió al complejo procedimiento de investigación engorroso lleno de dudas e irregularidades: “Después de que a ella la detienen, se la llevan al hospital. La médica que evalúa a mi hermana, contó que mi hermana no tenía ni un rasguño. Solamente una marca en el cuello compatible con un chupón. A mi hermana la dejaron en ropa interior y no tenía ni un rasguño. Inclusive los machirulos de los policías dijeron que no sabían si mi hermana estaba drogada”.

Además profundizó: “Mi hermana estaba enojada porque se quería ir a su casa. Esto no salió en la primera autopsia. Fue en la segunda en la cual la primera, vemos el ocultamiento  del forense Gustavo Lafourcadel. El primer informe que el presenta eran de tres hojas muy por encima (…) porque el investigaba un suicidio o se salteó la parte del Protocolo Minesota”, concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias