domingo 20 de junio de 2021 - Edición Nº928

Sociedad | 12 may 2021

Chaco

La Justicia suspendió los desmontes pero continúa la destrucción

Este hecho se da a pesar del fallo de la Justicia provincial que suspendió los desmontes, en noviembre pasado.


TAGS: GREENPEACE

A través del monitoreo de imágenes satelitales, Greenpeace detectó la deforestación de 7.811 hectáreas en la provincia de Chaco durante los últimos seis meses.

Este hecho se da a pesar del fallo de la Justicia provincial que suspendió los desmontes, en noviembre pasado. La organización ecologista volvió a reclamar que la destrucción de bosques nativos sea un delito penal.

Al respecto, Noemí Cruz, coordinadora de la campaña de Bosques de Greenpeace afirmó: “La impunidad y voracidad de algunos empresarios agropecuarios dejan en evidencia que ni las medidas judiciales ni las multas alcanzan para frenar la destrucción de nuestros últimos bosques nativos. Necesitamos que se penalicen los desmontes, en forma urgente’’.

Ante la falta de actualización del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos, la Sala Primera de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de la provincia del Chaco dispuso en noviembre la suspensión de los desmontes y permisos. Sin embargo, las topadoras arrasaron desde entonces con casi 8 mil hectáreas.

En la resolución, de fecha 5 de noviembre, el tribunal resolvió: “Ordenar a la Subsecretaría de Desarrollo Forestal del Chaco y al Ministerio de la Producción, Industria y Empleo del Chaco: 1) La inmediata suspensión de todo permiso y/o autorización de cambio de uso de suelo (…) en cualquier estado de ejecución en que se encuentre, desde el mes de diciembre del año 2014 y hasta el presente; 2) La inmediata suspensión de todo procedimiento, trámite o actividad tendiente a otorgar permisos y/o autorizaciones de cambio de uso de suelo (…) 3) Asimismo, deberán la Subsecretaría de Desarrollo Forestal del Chaco y el Ministerio de la Producción, Industria y Empleo del Chaco, notificar fehacientemente del presente resolutorio a los titulares de la totalidad de los permisos y/o autorizaciones de cambios de uso de suelo aprobadas y en estado de ejecución desde el mes de diciembre del año 2014, debiendo acreditar el cumplimiento”.

Según datos del Ministerio de Ambiente de la Nación, Chaco fue la provincia con mayor pérdida de bosques nativos entre 2016 y 2019, con 130.487 hectáreas deforestadas. Por su parte, el monitoreo satelital de Greenpeace detectó que, a pesar de las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19, durante 2020 en la provincia se perdieron 13.128 hectáreas de bosques.

“El gobernador de Chaco no puede seguir siendo cómplice de este crimen y debe aumentar fuertemente los controles para garantizar que se cumpla la suspensión establecida por la Justicia y no se siga desmontando. Más deforestación significa más cambio climático, más inundaciones, más desalojos de comunidades campesinas e indígenas, más desaparición de especies en peligro de extinción y más enfermedades. Ya es hora de que se prohíban y se penalicen los desmontes. No podemos perder ni una hectárea más”, advirtió Cruz.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias