martes 24 de noviembre de 2020 - Edición Nº720

Sociedad | 16 nov 2020

Coronavirus

Laboratorio Moderna anunció eficacia de 94,5% de su vacuna

La fórmula de la farmacéutica estadounidense también requiere ser congelada, igual que la de Pfizer, pero se conserva hasta 30 días bajo refrigeración común.


La compañía estadounidense Moderna anunció que su vacuna contra el coronavirus tuvo una eficacia del 94,5% en análisis preliminares realizados en los ensayos clínicos de fase 3, convirtiéndose en la tercera candidata en difundir resultados provisorios, después de Pfizer y el Centro Gamaleya de Rusia.

El reporte fue publicado tras detectarse 95 infecciones entre los voluntarios participantes de los ensayos, de los cuales la gran mayoría pertenece al grupo que recibió un placebo: solo cinco de los contagiados había recibido la fórmula real.

"La Junta de Monitoreo de Seguridad de Datos (DSMB) independiente y designada por los NIH (Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos) para el estudio de Fase 3 de mRNA-1273 (nombre de la vacuna) ha informado a Moderna que el ensayo ha cumplido con los criterios estadísticos pre-especificados con una eficacia del 94,5%", informó la empresa en el comunicado difundido hoy.

Hace una semana, su competidor Pfizer anunció que su propia vacuna COVID-19 tenía una eficacia de más de 90%, noticia que pone a ambas compañías en camino de pedir permiso en semanas para su uso de emergencia en los EEUU. Las autoridades sanitarias habían adelantado que un umbral superior al 50% ya sería una noticia alentadora.

Moderna detalló que una vez descongeladas, sus dosis pueden durar más tiempo en un refrigerador de lo que se pensaba inicialmente, hasta 30 días, lo que facilitaría notablemente la logística de distribución.

Los 95 casos de Covid-19 incluyeron a 15 adultos mayores (mayores de 65 años) y 20 participantes que se identificaron como pertenecientes a comunidades diversas (incluidos 12 hispanos o latinos, 4 negros o afroamericanos, 3 asiaticoamericanos y 1 multirracial).

Por otra parte, el comunicado señaló que "en general, la vacuna fue bien tolerada" y agregó que "la mayoría de los eventos adversos fueron de gravedad leve o moderada. Los eventos de grado 3 (graves) con una frecuencia mayor o igual al 2% después de la primera dosis incluyeron dolor en el lugar de la inyección (2,7%), y después de la segunda dosis incluyeron fatiga (9,7%), mialgia (8,9%), artralgia (5,2%), dolor de cabeza (4,5%), dolor (4,1%) y eritema / enrojecimiento en el lugar de la inyección (2,0%), todos de corta duración".

La vacuna de la compañía de Cambridge, Massachusetts, está entre los 11 candidatos en las últimas etapas de pruebas alrededor del mundo, cuatro de ellos en enormes estudios en los EEUU. Tanto la vacuna de Moderna como la de Pfizer-BioNTech son las llamadas vacunas de ARNm, una nueva tecnología.

No están hechas con el coronavirus en sí, lo que significa que no hay posibilidad de que alguien pueda contagiarse con las inyecciones. En su lugar, la vacuna contiene un trozo de código genético que entrena al sistema inmunológico para reconocer la proteína punzante en la superficie del virus.

En referencia a la producción y distribución, Moderna informó que "está trabajando con Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, Operation Warp Speed y McKesson (NYSE: MCK), un distribuidor de vacunas COVID-19 contratado por el gobierno de EE. UU., así como con las partes interesadas globales para estar preparados para la distribución en caso de que reciba una EUA y autorizaciones globales similares".

Para fines de 2020, la compañía señaló que espera tener aproximadamente 20 millones de dosis listas para Estados Unidos y apunta a fabricar de 500 millones a 1.000 millones de dosis a nivel mundial en 2021.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias