domingo 29 de noviembre de 2020 - Edición Nº725

Opinión | 13 nov 2020

Dólar y gobierno

“Kind of Blue”, por Carlos Fara

No, no estamos hablando de algún nuevo tipo de cotización del dólar. Estamos refiriéndonos al nombre del disco de jazz más vendido de la historia, y el que posee el puesto 12 en la lista de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos (según la revista Rolling Stone). Su título es sugerente: una especie de tristeza. Habría que preguntarle a Miles Davis en el panteón de los inmortales por qué le puso ese título.


Una especie de tristeza tienen muchos en la Argentina respecto al dólar. Seguro los que apostaron a que el dólar blue en 195 era solo un escalón para algo peor (o mejor para su bolsillo). Y ni hablar de quienes basaron consolidar ahorros o gastos con un valor mucho más bajo que 149 (precio del martes 10 de noviembre). Pero claro, el que nunca tuvo un dólar en las manos en teoría debería estar peor. O no? Veamos algunos datos.

Según los informes que elabora mensualmente la Universidad Di Tella sobre el Indice de Confianza en el Gobierno (ICG), sistemáticamente desde que comenzó el mandato de Alberto Fernández, quienes poseen mejores expectativas sobre el futuro son los encuestados de nivel educativo primario, que a su vez son quienes mejor evalúan al gobierno nacional. Si bien el nivel socioeconómico no es exactamente lo mismo que el grado de instrucción, correlaciona bastante, dando una pista sobre la ubicación de cada ciudadano en la estratificación social.

Este dato es un clásico de la opinión pública: el sector social en donde registró mayor proporción de votos un oficialismo, es quien lo evaluará mejor y verá la vida más color de rosa, pese a todas las dificultades que existan. Es un error cuando se pretende evaluar a la percepción ciudadana con parámetros objetivos (nivel de pobreza y desempleo, deterioro del poder adquisitivo del salario, índice de actividad económica, inflación, etc.). Por eso muchos se preguntan cómo puede ser que el gobierno de Alberto no tenga la imagen por el piso (hoy está en equilibrio la aprobación con la desaprobación) teniendo en cuenta la desastrosa situación económica.

"Este dato es un clásico de la opinión pública: el sector social en donde registró mayor proporción de votos un oficialismo, es quien lo evaluará mejor y verá la vida más color de rosa, pese a todas las dificultades que existan."

Ordenemos algunos criterios:

  1. La percepción no siempre va de la mano con los datos objetivos. De hecho éstos no cuentan mucho para la construcción de la opinión pública. Por eso, los debates públicos no se ganan con datos estadísticos. Cada uno le presta atención a lo que quiere creer.
  2. Las preguntas que deben hacerse para interpretar a la opinión ciudadana son:

 

  1. ¿cuán responsable es Alberto de la crisis: mucho, bastante, poco o nada? Para algunos habrá recibido problemas, pero no hizo más que profundizarlos junto con malas decisiones sobre la pandemia. Para otros será “está haciendo lo que puede con el desastre que dejó Macri” y/o “crisis hay en todo el mundo, no es solo un problema de la Argentina”.
  2. Más allá de la situación económica actual ¿cree que el rumbo económico es el correcto o no? Esto refiere a que no importa solo la foto actual, sino sobre todo la perspectiva (la más importante variable de opinión predictiva). Nunca mejor resumido en una frase como lo dijo Carlos Menem: “estamos mal pero vamos bien”.

La situación económica es mala, pero la expectativa sobre el rumbo se desluce cuando parece que el gobierno de Alberto pierde la moderación con Vicentín, el súper cepo, la pasividad frente a la toma de tierras y el debate sobre la propiedad privada. Todo eso dispara el dólar blue, en un marco de escasez de divisas. En cambio genera calma cuando manda señales de racionalidad como comentamos la semana pasada en esta columna. El blue bajó 46 pesos en 12 jornadas lo cual quita el tema de conversación y enfría un motor inflacionario.

Como titulamos hace 7 días, está “Bajando la fiebre”, condición necesaria para que nos alejemos de la alerta roja y todos los conflictos –presentes y por venir- puedan ser ordenados de otra forma. Pero el paciente está débil y puede tener alguna recaída.

Mientras la Casa Rosada le prende una vela a Santa Soja, no está mal volver a escuchar el primer tema de “Kind of Blue”: So what.

 

Columna publicada en www.7miradas.com

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias