domingo 25 de octubre de 2020 - Edición Nº690

El País | 16 oct 2020

Entrevistas

Salvador Baratta: “En materia de seguridad, los gobernantes nunca estuvieron a la altura de las circunstancias”

El ex subjefe de la policía de la Provincia de Buenos Aires dialogó con PerioData y brindó una visión integral de la seguridad como tema social


En un contexto donde diferentes circunstancias colocan a la temática de la (in)seguridad en el primer plano y en el que la sindicalización policial y el uso de las pistolas Taser son materia de discusión, PerioData realizó una entrevista integral con un experto en la materia.

Se trata del ex subjefe de la policía de la provincia de Buenos Aires, Salvador Baratta, quien respondió a una serie de preguntas y dijo, entre otras cosas, que “desde hace 20 años la Seguridad es decadente en el territorio bonaerense”.

PerioData: La Policía bonaerense tiene unos 94 mil efectivos y las fuerzas Federales aproximadamente unos 30 mil. ¿Son muchos, pocos?

Salvador Baratta: Te lo resumo así: la Bonaerense tiene 94 mil efectivos y tiene tareas preventivas en un territorio de 15 millones de personas (N. del E.: son 16.6 millones, aproximadamente) con bolsones de pobreza. La Federal no tiene tareas preventivas, está abocada al esclarecimiento de hechos, no tiene un territorio a custodiar. A lo único que van es a reforzar, la responsabilidad del territorio es de la policía de cada provincia. Por eso no tiene estadística negativa. 
A la Bonaerense le falta, si a esos 94 mil policías lo dividimos en tres turnos -que es como están trabajando- nos quedan 30 mil. Sacamos a los que están enfermos, con carpeta o realizan tareas administrativas, tenemos unos 15 mil efectivos por turno. Nos queda más o menos un policía cada 100 mil habitantes. 

PD: ¿Y qué número se acerca al ideal?

SB: Y, de los cursos que he hecho en Europa, allá sugieren un policía cada mil habitantes. Nos falta bastante, pero aparte de eso tampoco hay equipamiento en tecnología. Vos podés suplir la policía con tecnología en territorios que están organizados, urbanizados. Por ejemplo la capital federal, donde los móviles pueden entrar sin problemas y recorrer, con pocas villas o barrios carenciados. Pero donde tenés bolsones de pobreza como en el conurbano, donde hay 30 mil personas hacinadas y aglomeradas viviendo en un mismo barrio, para ingresar hay que ir a pie. El móvil no entra. La única forma de hacer un control es mandar al efectivo caminando. Entonces, para poder lograr la contención y el control en esas zonas necesitás cantidad de efectivos, si mandás dos policías solos te los matan a palos. 

PD: En ese marco que detalla, ¿cómo analiza la situación de la Seguridad en los últimos 20 años en la provincia de Buenos Aires?

SB: Decadente. Hubo un crecimiento demográfico tremendo que se acumuló en lugares de extrema pobreza, la Provincia creció desde la década del 70 hasta acá en un 120 por ciento. De casi seis, siete que éramos, pasamos hoy a tener casi 16 millones de habitantes. Pero esto no fue expandido, se concentró en los mismos lugares en los que ya había bolsones de pobreza, con pocos recursos y nula urbanización. Por ejemplo, en un departamento en donde viven cuatro personas meto doce, van a vivir para la mierda, con perdón de la palabra. Y si encima les corto la cloaca,  la luz y el agua porque tengo mucha gente y no los puedo controlar, el resultado final es mayor cantidad de gente con menos calidad de vida. 
Así creció la Provincia. Y la Seguridad anduvo igual. Porque los gobernantes nunca estuvieron a la altura de las circunstancias.
Hay lugares del conurbano donde vivien en la indigencia absoluta. ¿Cómo querés que ahí recorran dos policías en un patrullero? El cóctel es explosivo: poca calidad de vida con una policía que creyeron que la solución era crear más, sin pensar en su formación.

PD: ¿Están mal entrenados los efectivos?

SB: No sólo mal entrenados, también mal incorporados. Se hizo una incorporación masiva en la gestión de (el ex Gobernador bonaerense, Daniel) Scioli y en esta gestión lo que se pudo, porque el tema era llegar a los 100 mil policías como sea. Entonces no se hizo ningún filtro, entraron muchachos que tenían hermanos delincuentes, padres delincuentes, primos delincuentes, que vivían rodeados de delincuentes.
Hoy tenés una policía totalmente inestable, porque tenés gente que salió de los bolsones de pobreza y delincuencia. No se la profesionalizó y no se le cumplió lo que prometieron en campaña. No se la proveyó de los elementos como chalecos.
Después tenés un Gobierno que vino con un latiguillo de "cuidar a los que nos cuidan, vamos por una Policía más profesional", y no cumplió nada. Al contrario, lo único que hizo es desprestigiarla, ponerla como el centro de la corrupción y de la mafia. Ahora, yo pregunto, en la gestión de María Eugenia Vidal ¿cuántos comisarios generales de la cúpula fueron presos? Ninguno. Si vos decís que combatís la mafia, pero no metiste presos a los que conducen… En el Gobierno de Vidal, por orden de la Gobernadora, se le dejó de brindar atención a los policías en el Churruca por un conflicto con IOMA. 

PD: ¿Judicialmente cree que están desprotegidos?

SB: No sé si judicialmente, los policías estamos desprotegidos porque estamos en medio de una pelea política de derecha e izquierda. Que para mí es una mentira, cuando les conviene cada uno tira para donde va el viento. 
Entonces el policía está pendulando con jueces o fiscales que quieren quedar simpáticos con los gobiernos de turno, y que un día te habilitan a trabajar y otro "van presos por todo". Tenés momentos en que lo que es una defensa legítima al mes te lo cambian. Por eso para mí es una cuestión de ideología.
Como la Justicia en este país no es independiente y quiere quedar bien con el poder de turno, se hace política con la Policía. Así no se puede trabajar.  

PD: ¿Cómo vivió el conflicto por los haberes? ¿La Policía tiene que estar sindicalizada a su juicio?

SB: Sí, tiene que tener un gremio con unas restricciones claras. La Policía no puede tener derecho a la huelga ni a manifestarse en la vía pública. Pero sí tiene que tener un representante que pueda defender sus intereses.
No puede ser que hoy (Sergio, ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires) Berni esté hablando de que los policías trabajan en condiciones deplorables. Yo comparto eso que dice, lo vengo diciendo desde hace tiempo. Ahora, ¿cómo hacemos para reclamar un sueldo digno?
Cualquier empleado o trabajador necesita una representatividad para que se le cumplan sus necesidades básicas. Yo estuve en más de 100 enfrentamientos armados, más de una vez me hirieron y más de una vez me mataron a un compañero en servicio. ¿Sabés cuántas veces recibí ayuda psicológica? Nunca. Entonces, ¿de qué profesionalidad me hablan? A eso voy. Si no podemos tener un gremio o una representación, ¿cuáles son los derechos de la Policía? Porque los jefes nuestros, lamentablemente, son elegidos políticamente. Entonces no van a defender al subalterno, van a defender al gobernante que los eligió. Es muy difícil trabajar en ese marco. 
Si queremos tener una verdadera Policía y democráticamente fuerte, la tenemos que tratar en el marco democrático. Que pueda negociar las paritarias, que esté presente en las mesas de trabajo. Hoy está ajena a todo eso.

PD: ¿Le parece necesario o útil armar a la Fuerza con pistolas Taser?

SB: Mirá, las Taser son útiles en un terreno de utilidad donde el delito está medianamente controlado como la capital federal. Ahí sí es importante su uso. Se la puede utilizar en estaciones de subte, por ejemplo. Ahora, si me das una Taser para recorrer el Gran La Plata y el Monte Chingolo en Lanús... me tenés que dar un cañón para entrar ahí. Si voy a ir a con dos Policías con Taser, lo más probable es que salgan sin ninguna después.
Volvemos a lo mismo, esto es un debate ideológico con la Policía en el medio. ¿Vamos a discutir las Taser en la provincia de Buenos Aires? ¿Con una Policía mal equipada, sin chaleco, sin patrullero? 
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias