martes 20 de octubre de 2020 - Edición Nº685

Sociedad | 6 oct 2020

La Matanza

El panadero que mató al delincuente está arrepentido y asegura que no es un asesino

Cuatro delincuentes lo asaltaron el sábado a la tarde en el partido bonaerense de La Matanza y le disparó a uno de ellos.


El sábado pasado cuatro delincuentes asaltaron a Gerardo Caivano en el partido bonaerense de La Matanza, quien mató a tiros a uno de ellos. Ayer declaró que está “arrepentido” y que no es un “asesino” sino “un laburante”.

La autopsia al cadáver del fallecido reveló que presenta nueve orificios de bala, algunos de ellos de salida. El único detenido por el intento de robo y tiroteo se negó ayer a declarar ante el fiscal de la causa, por lo que seguirá alojado en un instituto de menores.

El panadero de 36 años de edad afirmó: “No se puede explicar nada, ni emoción, nada, no me acuerdo. A mis hijos no los quiero sacar ni a la vereda. Estoy arrepentido de lo que hice, no soy un asesino, yo soy un laburante, no salí a matar, salí a guardar la camioneta. Yo agarré el arma y después la tiré, era mi vida o la de él, yo no soy Dios para decidir”.

Su mujer, Vanesa, había denunciado ante los mismos medios que reciben amenazas por Facebook y tienen “mucho miedo”: “Que van a venir a reventar la casa del panadero, que me van a prender fuego la casa, que vamos a linchar a tu marido, esas cosas salen por Facebook”, contó la esposa del comerciante.

Caivano recordó que él lavaba la camioneta de su padre junto a su hijo cuando se acercaron cuatro delincuentes armados, apoyados por un quinto que estaba en un auto: “Yo salí con las manos en alto, lo único que pedí fue que baje mi hijo y no sé cómo forcejeé, no sé de dónde saqué coraje. Tengo miedo, estoy laburando encerrado, anoche no pude dormir, tengo que estar sentado en una silla durmiendo en la panadería, mi hijo está mal, mi hija mayor me ve y llora, lloramos todos, es una situación de mierda”, señaló.

“No tuve intención de matarlo, ni de tirar, es una situación difícil de explicar. El arma que estaba arriba de la camioneta no era mía, yo no tengo armas, no manejo armas, es de los chorros, no mía.”

Por su parte, Vanesa dijo que este no fue el único hecho de inseguridad que vivieron ya que el 6 de febrero último ladrones ingresaron al domicilio y mataron a sus dos perros: “Entraron al patio, me forzaron una rejas y no llegaron a entrar a la casa, sino nos mataban a todos.” Además, contó que el viernes pasado escucharon “cuatro disparos” en la zona y que los robos en el barrio suceden de manera contínua: “No hay horario, a toda hora te roban".

El adelanto de la autopsia practicada al sospechoso muerto en el asalto, identificado por la Policía como Nahuel Leiva (17), determina que presentaba una serie de impactos de proyectiles disparados por una pistola calibre 9 milímetros que no fue hallada en el lugar del hecho.

Para determinar cómo Leiva recibió balazos 9 milímetros (distancia y trayectoria) y otras circunstancias del hecho, los investigadores analizaban las imágenes de una cámara de seguridad que captó toda la secuencia del asalto.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias