lunes 27 de mayo de 2024 - Edición Nº2000

Macro y Micro | 1 may 2024

Economía

El consumo en supermercados cayó un 7,3% en marzo

Los datos fueron recopilados por la consultora Scentia. El informe describió un panorama desolador para el sector minorista, con caídas del 10% en los mayoristas, del 20,2% en las cadenas de farmacias y del 7,6% en los autoservicios independientes.


Los indicadores económicos siguen arrojando sombras sobre el panorama argentino, con un nuevo golpe al consumo masivo en el país. Según datos recopilados por la consultora Scentia, el mes de marzo registró una caída del 7,3% en las ventas de supermercados en comparación con el mismo período del año anterior.

Esta disminución en las ventas no solo se limitó a los supermercados, sino que afectó de manera generalizada a todos los canales de venta, desde mayoristas hasta autoservicios e incluso farmacias. El informe de Scentia describió un panorama desolador para el sector minorista, con caídas del 10% en los mayoristas, del 20,2% en las cadenas de farmacias y del 7,6% en los autoservicios independientes.

La situación económica reflejada en estos datos impacta directamente en la percepción de la gestión del presidente Javier Milei. Según la medición de la Universidad Torcuato di Tella, el índice de confianza en el Gobierno experimentó una caída del 4,4%, lo que evidencia la preocupación de los ciudadanos frente a la situación económica del país.

A pesar de los esfuerzos de las cadenas minoristas por ofrecer ofertas, promociones y congelamientos de precios, los consumidores están reduciendo sus gastos incluso en productos de primera necesidad como alimentos, bebidas, artículos de higiene y limpieza. Este comportamiento sugiere un deterioro del poder adquisitivo que se ha acentuado desde diciembre, afectando la estabilidad económica de las familias argentinas.

El ministro de Economía, Luis Caputo, sugiere que las personas no están dispuestas a pagar los altos precios fijados por los empresarios, sin embargo, la caída en las ventas se observa en todos los canales y en todos los rubros. Cada categoría del consumo masivo muestra una disminución en sus ventas, lo que refleja un escenario preocupante para la economía del país.

Entre los datos más alarmantes, se destaca la caída del 20% en la venta de leche durante el primer trimestre del año, un producto indispensable para muchas familias argentinas. Esta situación pone de manifiesto la gravedad de la situación económica actual y la necesidad de políticas que reviertan esta tendencia negativa en el consumo y en la confianza de los ciudadanos en la gestión gubernamental.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias