lunes 27 de mayo de 2024 - Edición Nº2000

Macro y Micro | 26 abr 2024

Economía

La actividad industrial argentina enfrenta caídas interanuales en el primer trimestre del 2024

Con una caída del 6,8% en comparación con el mismo período del año anterior, refleja los desafíos persistentes que enfrenta el sector, incluyendo el aumento de los costos y la disminución de la demanda, generando así un entorno económico complejo y marcado por la incertidumbre


El sector industrial argentino sufrió dificultades durante el mes de febrero, en medio de un panorama desafiante, con una caída del 6,8% en comparación con el mismo período del 2023. Sin embargo, se registró una pequeña suba mensual del 0,7%, asignada mayormente a una base de comparación baja. Estos datos marcan el noveno mes consecutivo de contracción interanual y reflejan una tendencia alarmante en lo que va del primer bimestre de 2024, acumulando una reducción general de los bienes y servicios del 8,3%.

El sector industrial se enfrenta a diversos desafíos, incluyendo el aumento de los costos de energía y los insumos importados, así como una disminución en los niveles de demanda tanto de los hogares como de otras industrias y el sector de la construcción. Estos factores contribuyeron a una situación complicada para la industria, que se refleja en los datos anticipados de marzo, los cuales sugieren una mayor caída en la actividad industrial.

Uno de los sectores más afectados fue el automotor, que registró una caída interanual del 29,4% en marzo.También, uno de los que intensificó su tendencia a la baja fue el de Minerales no metálicos, con una caída del 41,2% en comparación con el año anterior. Además, la demanda de energía eléctrica por parte de Grandes Usuarios Industriales experimentó una caída significativa del 13,0% interanual en marzo.

En el ámbito del comercio exterior, las importaciones desde Brasil registraron una disminución del 27,9% interanual, mientras que las exportaciones crecieron un 2,8%. Por otro lado, los patentamientos de maquinaria agrícola continuaron en declive, con una caída del 84,1% respecto a marzo de 2022. No obstante, este decrecimiento encuentra cierta compensación en el repunte del sector agroindustrial, que observó un incremento del 22,2% en la liquidación de divisas.

Al analizar el Índice de Producción Industrial (IPI-CEU) a febrero, se evidencia una continuidad en las caídas de los niveles de producción, sin una aceleración significativa. A nivel sectorial, la mayoría de los rubros que componen el índice experimentaron una tendencia a la baja, con caídas destacadas en Minerales no metálicos (-24,8% interanual) y en el sector Automotor (-19,0% interanual).

Por otro lado, se registró un crecimiento en sectores como Alimentos y bebidas (+1,8%), Papel y cartón (+3,5% interanual) y Refinación de petróleo (+0,9%). Sin embargo, es importante tener en cuenta que el crecimiento en el sector de Alimentos y bebidas fue impulsado principalmente por la recuperación del complejo oleaginoso.

La actividad industrial en Argentina continúa enfrentando desafíos significativos en el primer trimestre del 2024, con caídas interanuales persistentes y un entorno económico complejo marcado por el aumento de los costos y la disminución de la demanda.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias