martes 13 de abril de 2021 - Edición Nº860

Economía | 26 mar 2021

Crisis económica

El desempleo fue de 11% en el cuarto trimestre de 2020

Pese a la prohibición de despidos y doble indemnización, el INDEC informó que en el año de la pandemia hubo 200 mil desempleados más.


TAGS: 2020., DESEMPLEO

La tasa de desempleo aumentó a 11% hacia fines de 2020 por el impacto de la pandemia en el mercado laboral, lo que sería un total de 2.200.000 personas que estaban desocupadas a fines del 2020, según informó este jueves el Indec. 

A fines de 2019, el desempleo se había ubicado en el 8,9% de acuerdo con esas cifras oficiales, por lo que se verificó un incremento de más de 2 puntos en un año, que si se lo mide en cantidad de personas se aproxima a las 200 mil pese a la prohibición de despidos y doble indemnización dispuestos por el Gobierno.

El porcentaje de desempleados es el más elevado desde 2004, respecto de las cifras correspondientes al cierre de un año.

Si la comparación se efectúa contra el tercer trimestre, por el contrario, se verificó una baja del 0,7%, ya que en ese período se había ubicado en 11,7%. En el segundo trimestre la desocupación había pegado un salto hasta 13,1% -el peor momento de la pandemia y las medidas sanitarias-, mientras que al cierre del primer trimestre se había ubicado en 10,4%.

La tasa de empleo también refleja de manera bien clara el impacto de la cuarentena en el mercado laboral. Hacia fines de junio ese índice se había desplomado de 42,2% a 33,3 por ciento. Desde ese momento fue recuperándose lentamente: tres meses después ya había repuntado hasta 37,4% y cerró el año con 40,1 por ciento.

Otro factor que atenuó las cifras de desempleo estuvo relacionado con las dificultades para conseguir empleo. Eso sucede porque la desocupación toma en cuenta a las personas sin trabajo que están en proceso de búsqueda. Ese “efecto desaliento” –explicado en parte por las limitaciones remanentes a la movilidad en transporte público, por ejemplo– “desinfló” la cifra de desocupación. En números concretos: si los 786 mil trabajadores que dejaron de buscar empleo lo hubiesen hecho, la desocupación hubiera afectado a casi 2,9 millones de personas.

El Indec también reflejó que entre los trabajadores ocupados, todavía el 20% realizan tareas desde sus domicilios por las medidas de protocolos y distanciamiento que implementaron distintos rubros de la economía. El 13,6% de ese total además trabajó con su propio equipo y maquinaria durante la pandemia. Como comparación, a fines de 2019, antes de la pandemia, la proporción de personas que trabajaban desde sus casas era de 5,8 por ciento.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias