domingo 29 de noviembre de 2020 - Edición Nº725

Economía | 29 oct 2020

La votación fue esta madrugada

Diputados dio media sanción al Presupuesto 2021 y ahora deberá ser analizado por el Senado

El oficialismo reunió 139 votos para avanzar con el proyecto gracias al apoyo de bloques minoritarios. El bloque de Juntos por el Cambio optó por abstenerse.


Tras una sesión que duro largas horas, la Cámara de Diputados aprobó con 139 votos a favor, 15 en contra y 90 abstenciones de Juntos por el Cambio el proyecto de Presupuesto 2021, que tiene como ejes centrales el aumento de gastos de capital para realizar un plan de obras públicas y una fuerte reducción del pago de los intereses de la deuda a partir del éxito obtenido en el proceso de reestructuración.

La media sanción llegó después de casi 15 horas de debate. De esta forma, el gobierno del presidente Alberto Fernández ya tiene recorrido el 50% de su primer presupuesto.

La sesión comenzó pasadas las 12 del mediodía de ayer y terminó pasadas las 6.30 de la mañana de hoy, casi sin cambios, con el cierre de los presidentes de cada uno de lo bloques. Así, el proyecto fue girado al Senado de la Nación, donde será tratado en las próximas semanas.

A los respaldos del Frente de Todos a la previsión de gastos y recursos del Estado para el año próximo se sumaron el Interbloque Federal, la mayoría del Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo y seis legisladores de Juntos por el Cambio, cinco de los cuales responden a los mandatarios de Jujuy, Gerardo Morales; y de Corrientes, Gustavo Valdés; y un sexto que fue el riojano Felipe Álvarez, quien, con su monobloque, forma parte de la principal coalición opositora.

En tanto, 90 diputados se abstuvieron -89 de ellos de Juntos por el Cambio y uno del Interbloque Unidad para el Desarrollo- y otros 15 votaron en contra, de los cuales 13 corresponden a JxC. El bloque opositor decidió apuntar a los números macroeconómicos del proyecto y habló de gradualismo.

Por otro lado, los diputados del oficialismo durante el debate destacaron que se trata de un presupuesto que busca apuntalar el crecimiento económico y reducir el pago de la deuda.

El presupuesto que se aprobó estipula que el dólar llegará a los $102,40 para diciembre del año próximo, la inflación retrocederá hasta el 29%, el Producto Bruto Interno pasará de una caída de más de 12% para este año a crecer 5,5% y la administración nacional tendrá un déficit de 4,5 por ciento del PBI.

Más allá de los lineamientos macroeconómicos, el proyecto de ley tiene una fuerte impronta respecto de la obra pública, sector al que apunta el Gobierno nacional para comenzar a generar trabajo y crecimiento económico. Pero, además, tiene un recorte del gasto vía el congelamiento de los subsidios, lo que significa que prevé un alza en las tarifas de los servicios públicos para el año que viene.

En lo que se refiere a las jubilaciones, el proyecto establece un incremento de 32% de las partidas para el pago, lo que significaría que le ganarían a la inflación si se cumple el presupuesto de que el año que viene el índice de Precios del Consumidor será de 29 por ciento.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias